Cinco consejos para una vuelta al cole segura

Con la llegada de septiembre son muchos los padres que sufren el tráfico matutino de camino a llevar a sus pequeños a los centros educativos.

Para ayudar a que estos trayectos sean más seguros, os traemos cinco consejos que seguro te resultan de utilidad.
1. Llevar siempre a los niños en una sillita homologada y acorde a su peso y edad.
Por evidente que parezca, los niños han de viajar siempre en los sistemas de retención infantil indicados para cada uno y es primordial que estén homologados. En estos casos, lo barato puede salir caro.

2. Siempre bien abrochados.
El exceso de confianza motivado por la brevedad del trayecto es un error que podemos pagar en caso de accidente. Un golpe a cuarenta kilómetros por hora contra el asiento delantero multiplicaría por cinco el peso del niño.

3. Sillitas en sentido contrario a la marcha.
Desde el asiento delantero y desde el retrovisor nos gusta comprobar que el niño está bien, pero es mejor llevar al niño en sentido contrario a la marcha para tener más segura su cabeza en caso de frenada brusca. Así el respaldo del asiento la sujetará evitando movimientos secos que puedan dañar su cuello.
4. Siempre atrás.
Aunque haya niños que por edad ya puedan utilizar las plazas delanteras, es mejor que viajen en los asientos traseros. Son los más seguros. Lo mismo sucede con las sillitas. Esto solo se podría aceptar en caso de las plazas posteriores ya estén ocupadas.

5. Sin chaquetas ni abrigos. Esta ropa no solo hará que el viaje les resulte incómodo sino que hará que los cinturones les aprieten una vez se abrochen. Además, estos abrigos deberían dejarse en el maletero junto a la cartera y demás material que deban llevar al cole.